banner 1
banner 2
banner 3
banner 4
banner 5

Conclusiones actuales sobre el Arte Originario

Lo exhibido en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo del Jade y la Cultura Precolombina del 17 de noviembre 2016 al 22 de febrero 2017, se sustenta en el razonamiento curatorial de Rolando Castellón y Luis Fernando Quirós regenerando puentes entre el pasado y presente del arte costarricense. A toda acción la sucede una reacción: estas conexiones entre cada objeto y el espacio expositivo, entre cada sujeto y los simbolismos del arte de nuestros ancestros originarios estimulan la reflexión y a sacar conclusiones acerca de su legado.

Los artistas convocados

Un selecto grupo de los creadores nacionales se reúnen en el proyecto:

Otto Apuy Sirias exhibe “Instrumentos musicales”, Jicarimba, Maraquera, Molinete y Zigzag son objetos inspirados en lo vernáculo e invitan a celebrar nuestra herencia cultural, en especial la guanacasteca.

Moyo Coyatzin presenta la instalación “Muro de Memorias”, elaborada a partir de “materias pobres” y simbolismos del arte de Mesoamérica, como un reservorio de objetos de nuestra cultura material.

Alexander Chávez Villalobos con “Serie Pos-premodernismo”, regenera metáforas que motivan la reflexión sobre las problemáticas de la cultura de estos tiempos actuales y su comprensión ante los desafíos actuales.

José Alberto Hernández exhibe “Memento”, fotografías e impresiones digitales donde observar el desarraigo y olvido de las nuevas generaciones respecto a la herencia cultural autóctona.

Priscilla Monge, “Los cabos sueltos”, es la memoria de una acción e instalación con arcilla o materia origen, para la cual invitó a las personas de distintas edades a ser parte del proceso o remembranza del arte ancestral.

El grupo Materia Primera exhibe “De las manos al polvo y del polvo a las manos”, acción e instalación con yeso. Setenta voluntarios reproducen el gesto de juntar las manos para beber agua, es la memoria milenaria en forma de reflejo.

Rodolfo Morales, “Paso del tiempo”, expone el rediseño de un metate marimba para revestirlo de valor agregado actual, sin perder la idea poética del origen.

A la memoria de Joaquín Rodríguez del Paso, “The everlasting charm of Post Columbian spheres” expone bolas de caucho sintético y cinta adhesiva para trasponer aspectos de la estética personal al universo místico, animista y mítico de las esferas de piedra encontradas en el valle del Diquís.

José Sancho exhibe “Serpentario”, caracteriza su riguroso tratamiento de materiales como la piedra, la madera y el metal, con temática animalista, que lo acercan al arte vernáculo originario.

Karla Solano, “Memoria”, acción y gigantografía donde el cuerpo, -su cuerpo, principal eje expresivo de su obra-, devela enigmáticos simbolismos como el renacer y la memoria ancestral.

Rodrigo Salazar Salvatierra, “Herencia”, presenta audios de lenguas indígenas e imágenes para comprender una forma de vida tolerante con la naturaleza y su propia cultura por parte de los grupos aborígenes actuales.

Stephanie Williams “¿Qué hacer si ya se lleva el mar nuestro remedio?”, presenta un audiovisual el cual narra el relato de un naufragio en un viaje colonial, donde al llegar, los nativos ofrendan el símbolo de la tempestad.

Rafael Ottón Solís con “Batambal – Delta del Diquís” asume sus posturas estéticas, consideraciones materiales y de los simbolismos acerca de los orígenes de la cultura ancestral vernácula costarricense.

Diego van der Laat + Pulse presentan “Serie dos: aestus (lo que dejó la marea)”. Exhibe un realidad mixta de un segmento del fondo del mar afectado por la interacción entre la pieza física y la proyección virtual, con lo que nos evocan la llegada de la colonización española a nuestros territorios con todo lo que trajo.

Esta muestra “Conclusiones Actuales” posee un enfoque educativo donde podríamos distinguir diálogos, o relaciones comparativas cuyos parangones esclarecen nexos y contribuyen con el espectador a establecer síntesis conclusivas como un acto de autonomía, reto que reafirma lo aprendido y demuestra el temple del pensamiento crítico y nos motiva a crear puentes entre el legado del arte originario y el arte contemporáneo.

La exposición permanece abierta hasta el 21 de febrero del 2017